Tiempo y Espacio

by Antonio Birabent

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    Purchasable with gift card

      $1 USD  or more

     

  • Full Digital Discography

    Get all 7 Antonio Birabent releases available on Bandcamp and save 10%.

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality downloads of El Pasajero, Pasaron los años, Lapiz, Papel y Guitarra, Demoliciones, Tiempo y Espacio, Buenos Aires, and Cardinal. , and , .

    Purchasable with gift card

      $6.30 USD or more (10% OFF)

     

1.
Cómo camina la mujer que te ama, cómo se agita cuando llega a tu encuentro. La ves llegar entre el ruido salvaje, ella suaviza y ella descansa. Aleja el mal puro. Cómo camina la mujer que te ama. Éxtasis ciudadano, tu amor reverbera en la vereda, rebota en cada gota de lluvia y se funde. Ella es una mujer normal, ella no es una mujer para llorar. Su eco llena y reparte su olor y su estirpe hacia el arrabal que ya no existe, hacia un fangal de pizpireta. Sus deseos ocultos son los deseos de todos y de algún modo: entre un gesto y el azar volverás a caminar como la mujer que amo. Ella es una mujer normal, ella no es una mujer para llorar. Tal vez un error me puso de tu lado, tal vez en tu amor se vive equivocado, pero ahí quiero estar: en tu arrabal de mujer muy normal. Cómo camina la mujer que te ama
2.
Los hombres justos conocen el encanto de las cosas que son por alguna razón. Ahora avanzan por el puente blanco, las mujeres los miran cruzar y cuando todo parece perdido ellos intuyen la felicidad, radiante en un gesto furtivo, en cada persona, en todos los instantes. Tal vez sea tarde para cambiar, para probar pero hay hombres justos. En sus labios las palabras son poderosas, estos hombres las saben usar, y las cosas que son importantes recuperan su lugar de verdad. Más allá de la medianía, la estupidez cruel y la maldad, los hombres justos conocen el encanto de las cosas que son por alguna razón. Tal vez no sea tarde para probar, para cruzar, porque hay hombres justos, todavía hay hombres justos, yo sé que hay hombres justos, aquí, ahora en todas partes
3.
Somos trozos de alma, pedazos de luz. Fragmentos del todo que está por venir. Hoy la distancia nos llena de amor, dejamos caminos con rastros precisos. Coincidencias deslumbrantes, descubrirnos es importante. Restos de euforia, manchas perfectas. Sobre la cama servimos la cena. Podemos creer que lo mejor es ahora y puedo nacer sobre tu nombre y sobre todas las cosas. Coincidencias deslumbrantes, descubrirnos es importante
4.
Las chicas miran planos en las calles, las chicas miran calles en los planos. En el centro abogados, cielo nublado, tribunales de teatro. Estas colegialas eran nada cuando yo ya estaba aquí. Sur, las calles se llenaron de lluvia. Afinidad infinita porteña, mi padre toma café en Las Heras y Lucena. Parador, posta y refugio. Todo lo que pasa esta aquí. Sur, las calles se llenaron de lluvia. Lluvia, las calles se llenaron de Sur. La sonrisa de un portero, las reinas mimadas del plata, la plata, la obsesión, las caras mixtas donde el tiempo se detuvo, en el amor del Sur tan pobre. Todo lo que pasa esta aquí. Ese día me perdí. Sur, Tiempo y espacio. Todo lo que pasa esta aquí. Ese día me perdí.
5.
Vivo en cuarenta cuartos porteños, pósters viejos, patios pequeños. cachivaches, baldosas que fueron espejos. imperfección, como acción silenciosa que avanza, lo que muta, cambia en la ciudad permanece en los hombres. El nombre de todas las cosas está escrito y cada cara foto remite a un destino, vecino de los cuarenta cuartos porteños. Rasgos de amor, abundancia de un género en la extinción, hay un fuego que arde hace años en los cuarenta cuartos se apaga y se extingue con el viento pampeano del sur, pero el viento del norte lo vuelve a encender. Vivo en cuarenta cuartos porteños
6.
Barrios interminables, la ciudad no tiene fin y se hace suburbio, campo y pueblo. La sangre de la arteria de Beiró realenta y cambia de color y duerme la siesta. Galerías desiertas, bares de almohada y un árbol de campo en el cruce con el tren. Barrios interminables, la ciudad no tiene fin y se hace suburbio, campo y pueblo. La orilla es el río, la frontera es el centro. Extraño la Gran Aldea, la pequeña ciudad la desplazó. Pero caminando por Beiró, hacia el Oeste cercano, la esencia del mapa adivino. El colectivo y sus ruidos van para el centro del espacio y dejan el escenario del barrio vacío las calles más solas, la traza más floja, el damero sin fichas para ir a jugar; cielo clásico, nubes de campo, luz de ruta y una tierra rebelde que continuamente socava el asfalto. La sangre de la arteria de Beiró realenta. La orilla es el río, la frontera es el centro
7.
Después de la puesta del sol dejaremos las armas, calmaremos el ansia, los animales descansan, borran las fronteras de las cosas falsas. El ocio aliena, aturde todo. Ahí viene la calma total y fluye despacio el sueño del alma. Después del domingo se libera la alegría, después del domingo todas las cosas cambian. Después de la puesta del sol brillarán más las almas. Después de la puesta del sol
8.
Gente Común 02:05
Esta es la vida de gente común. El es un chico de acá, respira profundo y sencillo, común. Ella: colchón, flequillo y pasillo común. Lo mira pasar y se escapa con él. Un destino común. Son dos personas con algo en común. Como un amor suburbano: posible y real, un amor en común
9.
Un pájaro sobrevuela la aduana, un camión de carga sigue su rumbo, arriba y abajo reflejos de un mismo camino. Descargas de Hamburgo, sangre automotor que fluye incansable, giros de un mismo destino. Bajar es difícil pero me quiero bajar aquí. En cada cara se estaciona un plan, una ilusión, movimiento de seres humanos, solos en el mismo lugar. Números que sólo se leen desde el aire, A vuelo de pájaro todo se entiende, todo está claro. Bajar es difícil pero me quiero bajar aquí
10.
Anochecía lento, ellos cosechaban amor. Entre frutas y rutas de polvo, hay pocas palabras. Vislumbraron como un pacto arrollador, una ilusión surge, es la visión más dulce. Anochecía lento y ellos cosechaban amor. El paisaje vibra, se mueve el cielo nuevo y todo es tan nuevo y todo es de ellos. Desaparecen, es un beso en comunión, celebrando cada instante entre los dos. Anochecía lento y ellos cosechaban amor.
11.
No Es Tarde 03:35
Hay ruidos en la ciudad, fragmentos de oscuridad, las luces parecen ser destellos de más acá. Antenas de transmisión se elevan en soledad, es falsa la gran ciudad, se extiende un poco más. María se quiere ir, Fernando no sabe estar. Estrellas difuminadas los acompañarán. Hay ruidos en la ciudad, motores como un rumor, qué máquinas moverán, quién los parará. Palabras de esclavitud, que reinan la gran ciudad, hay claves que nuestras vidas nos muestran. Hace cuanto que no las ves, decímelo por favor, ahora mismo podés. No es Tarde

credits

released January 1, 2005

Las fotografías son de Fabián Mauri y el arte gráfico de Pump Diseño.

Tiempo y Espacio fue interpretado por Pablo Silva, Topo Espíndola, Leha, EA y AB (con las voces de Moris en Cuarenta Cuartos, Flavio Cianciarulo en Las Calles se Llenaron de Sur y Pity Alvarez en Hombres Justos).

Registrado en cuartos y casas de BA y GBA por Ezequiel Araujo.

Producido por Ezequiel Araujo, Leha y AB.

Todas las canciones fueron escritas por Antonio Birabent.

license

all rights reserved

tags

about

Antonio Birabent Argentina

Su trayectoria se ha consolidado en diferentes caminos expresivos, pero la música y las palabras siempre fueron su base y su esencia.

Desde la grabación de su primer disco en 1993 hasta la fecha ha compuesto, producido y registrado quince discos solistas.

Canciones, palabras, lapices, papeles y guitarras.
Contrataciones: manager@birabent.com.ar
... more

contact / help

Contact Antonio Birabent

Streaming and
Download help

Report this album or account

If you like Antonio Birabent, you may also like: